Imagen: JerryRigEverything.

El Pixel 2 ya ha sido sometido a las pruebas de resistencia más duras por las que pueden pasar los smartphones, y ha fracasado. El nuevo móvil de Google puede doblarse al aplicar presión con las manos sobre él, además de rayarse fácilmente en su parte posterior, lo que podría dejar inutilizado el lector de huellas.

Cada vez que llega un nuevo smartphone popular al mercado es sometido a pruebas extremas de resistencia, que involucran fuego y cuchillas. En Pixel 2 no iba a ser la excepción, por lo que al caer en las manos de JerryRigEverything ya sabíamos qué esperar.

Advertisement

La mala noticia es que los resultados han sido lamentables. Al pasar cuchillas por su parte trasera se puede rayar con facilidad, dado que aunque el cuerpo del Pixel 2 es de aluminio este está cubierto por una capa de pintura, la cual puede quedar con marcas irreparables. Aunque esto es algo estético, el problema está en que el lector de huellas también está cubierto por el mismo material, y si se raya podría quedar inutilizado por completo.

Por otro lado, el cristal la parte frontal ha resistido a las cuchillas tanto como se puede esperar de un smartphone de gama alta, incluso al aplicar fuego. La pantalla está a salvo.

Sin embargo, al aplicar presión con los pulgares durante las pruebas el móvil se dobló con cierta facilidad, rompiendo la pintura y perdiendo por completo su resistencia al agua. Esto se podría deber a la posición de la antena del móvil, un fallo que Apple solucionó tras el famoso Bendgate del iPhone 6.

Advertisement

Tanto el Galaxy S8 como el iPhone 8 han salido victoriosos ante estas pruebas de resistencia, soportando las condiciones extremas a las que son sometidos. En el caso del Pixel 2, si planeas hacerte con uno es buena idea que también compres una funda protectora. [JerryRigEverything vía BGR]