Dos pasajeros pasaron un gran susto cuando el Tesla Model X en el que circulaban se incendió, como consecuencia de una colisión, y no pudieron abrir las puertas de halcón traseras del coche. Afortunadamente fueron rescatados y el accidente no terminó en una tragedia.

El accidente ocurrió en China. Lee Tada, propietaria del Model X, viajaba junto a su novio y un conductor contratado al volante. Durante el recorrido chocaron con la barandilla de una autopista a una gran velocidad, dieron un giro de 180 grados en el camino y después chocaron con otro coche. El Model X se incendió poco a poco después de la última colisión.

Advertisement

El conductor pudo escapar del coche por su cuenta, pero la pareja se quedó atrapada en el asiento de pasajeros del Model X mientras escuchaban cómo las baterías del coche iban explotando debajo de ellos, según relató el pasado fin de semana a través de su perfil en la red social WeChat.

Ni Lee ni su novio pudieron abrir las “puertas de halcón” del coche y tuvieron que ser rescatados rápidamente por la parte frontal del Model X, poco antes de que las llamas cubrieran el coche por completo.

No obstante, el hecho de que no hayan podido abrir las puertas del coche no quiere decir que hayan fallado. Es bastante posible que la situación se desarrollara por una falta de información de Tesla junto al poco interés que ponen la mayoría de conductores del mundo en aprender correctamente cómo funcionan sus coches y cómo actuar en caso de emergencias.

Sponsored

Las puertas de halcón del Model X abren y cierran de esta forma:

El proceso se lleva a cabo de manera automatizada. Es decir, no es necesario empujar la puerta del coche sino simplemente presionar un botón. Eso quiere decir que sin energía las puertas no van a abrir. En el caso del accidente es bastante posible que las puertas no funcionaran de manera automática por este motivo.

Sin embargo, existe un mecanismo manual que permite liberar las puertas y escapar del coche en caso de emergencia. Debajo de la rejilla de los altavoces traseros hay una palanca que, al accionarla, abre la llamada puerta de halcón sin necesidad de energía eléctrica.

Es bastante posible que Lee y su pareja no utilizaran esta palanca porque quizás ni siquiera conocían de su existencia, lo que nos lleva a una pregunta: ¿será necesario que Tesla indique mejor que las palancas están allí? Es una posibilidad, quizás indicarlo en el manual del coche no es suficiente.

Advertisement

Aunque Lee sufrió una fractura en la nariz y el conductor estuvo hospitalizado, afortunadamente el accidente no terminó en tragedia. Tesla asegura que el coche se incendió por la colisión y no un fallo técnico, y que cualquier coche puede incendiarse si se ve involucrado en un choque a altas velocidades. [WeChat / Electrek vía Jalopnik]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.