Imagen: KZTV.

Un hombre quedó atrapado dentro de un cajero cuando realizaba algunas reparaciones para el banco, y la única forma que encontró de comunicarse con el mundo exterior para pedir ayuda era pasando notas de auxilio a través de la ranura de la que salen los billetes al hacer un retiro. Sí, en serio.

Este extraño suceso, que parece salido de una película, ocurrió en la ciudad de Corpus Christi, Texas, en Estados Unidos. Según reportan desde KZTV el hombre estuvo atrapado más de dos horas dentro del cajero y la pequeña habitación donde el banco almacena el dinero, y después de que nadie escuchara sus gritos pidiendo auxilio ni los golpes que daba, decidió pasar notas a los que usaban el cajero para retirar dinero.

Advertisement

Notas como esta:

Imagen: KZTV.

La nota dice:

“Por favor ayúdame. Estoy atrapado aquí dentro y no tengo mi teléfono, por favor llama a mi jefe al 210*****”.

La pobre víctima secuestrada por el malvado cajero asegura que muchos ignoraron sus mensajes, pensando que se trataba de una broma, pero afortunadamente alguien llamó a la policía y al rato lograron sacarlo de allí (llamando a su jefe, por supuesto).

El hombre estaba haciendo reparaciones a la cerradura de la pequeña puerta que da acceso a la habitación detrás del cajero, donde se encuentran sus sistemas y el dinero. Para su mala suerte la puerta se cerró y había dejado su móvil en el coche, dejándolo atrapado e incomunicado.

Advertisement

Advertisement

Los oficiales de policía que llegaron al rescate aseguraron haber escuchado una voz si acercaban la cabeza a la pantalla del cajero, como si se tratase de una máquina poseída o uno de esos programas de bromas televisivas. Afortunadamente nadie salió herido ni nadie tuvo que cortarse un brazo en esta peculiar versión de la película 127 horas. [vía KZTV]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.