A veces parece que hay que pasar un susto para darse cuenta de los problemas. La basura espacial es un problema cada vez más grave, y hoy uno de esos fragmentos en órbita ha dado un susto a los astronautas de la ISS obligándolos a refugiarse en la cápsula espacial Soyuz durante un rato. Es el tercer aviso de este tipo que recibe la estación.

La NASA asegura que los astronautas no han corrido peligro en ningún momento, pero oír la alerta que indica que hay que buscar refugio en la cápsula rusa Soyuz nunca es buena señal. El procedimiento de emergencia se ha activado debido a que el fragmento, perteneciente a un viejo satélite meteorológico ruso, no se ha detectado con la suficiente antelación. En circunstancias normales, la ISS utiliza los propulsores de la Soyuz y cambia de órbita lo suficiente como para evitar cualquier posible encontronazo.

Advertisement

Incluso sin cambiar de órbita, las posibilidades de chocar con el fragmento son remotas. El problema es que si llegara a haber colisión, los daños a la estación podrían ser severos y llegar incluso a poner en peligro las vidas de los astronautas. De momento no ha pasado nada, pero las agencias espaciales deberían comenzar a tomarse en serio el tema de la basura espacial. [vía NASA]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)