Pietro y Wanda Maximoff, más conocidos como Quicksilver y la Bruja Escarlata, son dos mutantes del universo Marvel cuyo padre no es otro que Magneto. Lamentablemente, esta historia solo es cierta para los cómics. En Los Vengadores: la era de Ultron, han tenido que buscarles un origen diferente.

La razón para este cambio no está en exigencias del guión ni en caprichos de Joss Whedon. Sencillamente es una cuestión de derechos de autor. Disney no puede usar nada relacionado con mutantes ni mencionar a Magneto porque los derechos del universo mutante y de todo lo concerniente a los X-Men están en manos de Fox.

Hasta hoy, la hipótesis más extendida era que, en la próxima película de los Vengadores, Pietro y Wanda Maximoff iban a ser parte del grupo conocido como Los Inhumanos, y que su poderes, como los del resto de sus compañeros, provienen de las nieblas terrigeneas. Esa teoría estaba apoyada en que los Inhumanos son precisamente los protagonistas de una de las películas de Marvel y Disney previstas para la fase 3.

Advertisement

Al final, ni son mutantes, ni inhumanos. Marvel ha optado por la solución más sencilla, y es que tanto Wanda como su hermano son el resultado de experimentos realizados por el Baron Von Strucker (a quien ya vimos en la escena al final de Capitán América: el soldado de invierno) con el bastón de Loki. El dato proviene del cómic oficial y preludio a Age of Ultron: This Scepter'd Isle, realizado por Will Corona Pilgrim y Wellinton Alves. [vía SlashFilm]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)