El robo de un bulldozer de 2o toneladas en la ciudadad de Kankakee, Illinois, terminó en una absurda persecución que se prolongó casi 12 manzanas cuando el ladrón, un adolescente, decidió lidiar con el coche patrulla que lo acosaba pasándole por encima.

Un joven de 18 años llamdo Austin White robó el bulldozer a las 3 de la mañana de una parcela en obras cercana y comenzó a circular sin control. Cuando uno de los coches patrulla que lo perseguían trató de interponerse en su camino, White simplemente siguió su camino por encima del vehículo policial.

Advertisement

Lo que las cámaras de ABC grabaron después fue una cómica persecución en la que los policías siguieron el bulldozer al trote hasta que pudieron subirse a la máquina e inmovilizar al joven con un táser.

Aunque el incidente es cómico, las consecuencias para Austin White no lo son tanto. El joven se enfrenta a seis cargos criminales entre los que se cuentan intento de asesinato, conducir bajo los efectos de las drogas, y conducir sin licencia. [vía ABC]