Empleados de una Apple Store. Imagen: Getty

Apple va a tener que revisar las medidas de seguridad de sus tiendas oficiales. Al menos en Nueva York, donde unos ladrones consiguieron robar más de 65.000 dólares en iPhones haciéndose pasar por empleados de dos Apple Store. Esto es, con una camiseta azul y sabiendo en qué cajón mirar.

En febrero, dos hombres y una mujer disfrazada con el uniforme de la Genius Bar robaron ocho iPhones valorados en más de 5.300 dólares de la Apple Store de Broadway, en el Upper West Side de Manhattan. La mujer buscó los teléfonos, uno de los hombres se encargó de distraer a los empleados reales y el otro actuó de vigía, según relata el New York Post.

Advertisement

Hace dos semanas, durante el último jueves de mayo, tres ladrones robaron 59 nuevos iPhone 6s en la misma tienda. Esta vez, un hombre disfrazado de empleado se acercó a la Genius Bar y fue haciéndose por tandas con la enorme colección de iPhones (valorada en 44.000 dólares) mientras otro hombre vigilaba; una mujer escondida fuera de la tienda, en un baño, se encargaba de recibir los lotes y meterlos en una bolsa de deporte, lista para huir. Un dependiente de la Apple Store se dio cuenta de la treta y llamó a seguridad, pero era demasiado tarde. El trío se dio a la fuga.

El miércoles de la semana pasada, otros 19 iPhones fueron sustraídos de la Apple Store de SoHo con el mismo modus operandi. Un hombre que llevaba la camiseta azul con el logo de Apple sobreimpreso entró a la tienda, fue directamente adonde estaban los iPhones y se los pasó a un cómplice, que se los escondió bajo la camiseta. Tenían un valor de 16.130 dólares.

Código de vestimenta en las Apple Store / 9to5Mac

Los teléfonos robados eran libres, estaban sin activar y no llevaban sensores antirrobo. Un empleado de la Apple Store de Broadway explicó que la tienda era un lugar de formación, donde una cara desconocida no es motivo para alarmarse. No está claro que los ladrones conocieran este detalle, pero está claro que sabían moverse por las tiendas. La policía considera que los dos robos del Upper West Side están relacionados entre sí, pero no los vincula con el más reciente en el SoHo.

Sponsored

Los uniformes de las Apple Store solían cambiar cada varios meses, con las estaciones, con la cercanía de las fiestas o con el lanzamiento de un producto. Según 9to5Mac, Angela Ahrendts —que se encarga de supervisar las Apple Store desde 2014— decidió cambiarlos por un color permanente para dar una sensación más profesional. En la imagen de más arriba puedes ver todas las variantes actuales, vigentes desde febrero de 2015.

En cualquier caso, y como decíamos al principio, Apple debería revisar sus medidas de seguridad o darle una vuelta al tema de las camisetas. No es la primera vez que alguien suplanta con éxito la identidad de un empleado de la Genius Bar, aunque sólo fuera para grabar una broma de YouTube:


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.