Ahora que las bicicletas eléctricas parecen estar teniendo una especie de revival, una compañía inglesa nos presenta Rubbee, un motor eléctrico universal que podemos acoplar a cualquier bicicleta en unos pocos minutos.

En su interior, Rubbee integra un motor eléctrico de 800 vatios alimentado por una batería de 2.000 mAh que se recarga completamente en dos horas. El motor se sujeta al tubo que sostiene el sillín, y el mecanismo de tracción es un rodamiento de goma que enlaza directamente con el neumático trasero.

Advertisement

Los creadores de Rubbee hacen hincapié en que este mecanismo es el punto que más han desarrollado. La goma del rodamiento está confeccionada en un tipo especial de poliuretano que trata de lograr el máximo agarre sin llegar a dañar la goma de la rueda, incluso aunque llueva.

El motor también lleva un sistema de supresión que funciona de manera similar a los frenos ABS, compensando la potencia que aplica a la rueda en caso de que esta pierda tracción al pisar un bache. Este mecanismo de seguridad también permite el funcionamiento del motor en bicicletas con suspensión compleja.

Rubbee es capaz de impulsarnos a una velocidad máxima de 25 kilómetros por hora durante 15 minutos (sin pedalear en absoluto). El dispositivo también es a prueba de salpicaduras y pesa 6,5 kilos. De momento, sus creadores han logrado llegar casi a la mitad del dinero que necesitan para poner en marcha el proyecto. Para conseguir uno de estos motores (si supera la financiación) hay que pagar la nada despreciable cantidad de 829 libras (1.271 dólares o 962 euros). [Kickstarter vía Gizmag]