Aunque prácticamente todas las montañas rusas recomiendan a sus pasajeros que no levanten los brazos y los mantengan pegados al cuerpo, siempre hay personas que no pueden contener su entusiasmo en las bajadas más extremas. ¿Cómo se asegura Disney de que sus atracciones no van a arrancar el miembro de ningún pasajero?

Ante esta pregunta, muchos pensaríamos en soluciones de última generación como complejas simulaciones 3D para determinar una trayectoria segura dentro de la maraña de acero que constituye la mayor parte de montañas rusas. En realidad, el método es bastante más rústico, pero efectivo.

Advertisement

El sistema que utiliza Disney se puede traducir como Cubierta de protección (Envelope of Protection), y es un accesorio consistente en varios discos cuyo diámetro es ligeramente superior al de los brazos humanos más largos. Instalados en los carritos de la atracción, los discos permiten comprobar con garantías hasta donde pueden llegar los brazos de un pasajero. Un trabajador de Disney identificado solo como EnglishMobster explica su funcionamiento así:

Tenemos un chisme al que llaman Cubierta de Protección. Básicamente, todas las atracciones desde 1965 están diseñadas de forma que ninguna extremidad humana pueda llegar a tocar nada fuera del vehículo. Este es uno de los vehículos de prueba que se utilizan en el Walt Disney World de Florida, pero en California se usan conceptos similares. Esto significa que cuando estás en una montaña rusa a 70 Km/h puedes sacar las manos y no te pasará nada. Sin embargo, no es una buena idea que lo hagas y siempre te pediremos que mantengas las manos dentro del vehículo en todo momento.

Diferentes versiones de la maquina llevan años en funcionamiento, pero EnglishMobster las ha sacado a colación ahora para explicar en Reddit una de las razones por las que Disney ha decidido prohibir los palos para selfies en sus parques.

Advertisement

Los palos para selfies tienen mucho más alcance que un brazo humano. La compañía sencillamente no puede prevenir con el cien por cien de seguridad la eventualidad de que un cretino decida llevar y desplegar uno de esos artilugios dentro de la montaña rusa. Si lo hace, es muy probable que la atracción arranque de cuajo el smartphone o la GoPro y acaben incrustados en la cabeza de alguno de los pasajeros de atrás. Mejor prevenir. [vía Reddit]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)