Ha sido una de las sorpresas en el evento de Samsung en Londres esta tarde: el Ativ Q, un convertible, mitad tableta mitad portátil, y con sistema operativo dual: Android y Windows 8 en uno. No hace falta ni reiniciar para cambiar entre sistemas, basta con dar a un botón y listo. La pantalla, de 13,3 pulgadas, es de una resolución espectacular: 3200 x 1800 píxeles, lo que lo convierte en el tablet-portátil Windows de mayor resolución del mercado.

Samsung asegura que la tableta Ativ Q es tan brillante que se puede utilizar sin problema a plena luz del sol. El sistema ajusta el brillo de la pantalla a las condiciones de luz y tiene un ángulo de visión de 180 grados.

Advertisement

Lo mejor: tiene un sistema operativo dual, Android y Windows en uno, con solo apretar un botón, sin necesidad de reiniciar el equipo. Para conseguirlo con fluidez, el equipo cuenta con la última generación de procesadores Intel (Haswell), con los que Samsung promete una duración de batería de hasta 9 horas.

El tablet se desplega para convertirse en un portátil improvisado con teclado físico, y también es compatible con el S Pen, para dibujar y escribir. Se trata además de un equipo muy atractivo en diseño: realmente fino (solo 13,9 milímetros de grosor) y ligero (1,29 kilos). El cuerpo está fabricado a base de metal y magnesio, lo que le da una sensación premium que lo diferencia.