Samsung, demandada en Brasil por las pésimas condiciones laborales en una de sus fábricas. Abogados del Ministerio de Trabajo de Brasil acusan a la compañía de obligar a largas horas de trabajo a los 6.000 empleados de su fábrica en la ciudad de Manaus. La compañía produce allí buena parte de los móviles que vende en Latinoamérica. La demanda, que pide 108 millones de dólares en compensaciones, explica que los empleados tienen que ensamblar 3.000 móviles al día en turnos de 15 horas, sin casi descanso. Samsung ha asegurado que tomará acción "de inmediato" para resolver el problema en cuanto le notifiquen la demanda.