Las actualizaciones automáticas de Windows pueden llegar a ser un auténtico infierno de improductividad, pero eso no significan que no sean importantes. Y ahí es donde Samsung, esa compañía capaz de hacer cosas geniales y terribles separadas solo por un breve espacio de tiempo, ha decidido subir al escenario.

La faena en cuestión tiene que ver con pequeña utilidad llamada “SW Updater” que viene incluida con cada portátil que Samsung vende. Se encarga de actualizar drivers, firmwares y el alud de bloatware inútil que la mayoría de portátiles (no sólo los de Samsung) suelen traer preinstalado.

Advertisement

Escondido entre los ejecutables de SW Updater, y según ha descubierto un investigador de seguridad informática especializado en Microsoft, se encuentra un archivo llamado “Disable_Windowsupdate.exe” que, como su propio nombre indica (un movimiento brillante) se encarga de deshabilitar en cada inicio de sesión las actualizaciones automáticas de Windows.

Técnicamente, Windows Update puede volver a habilitarse manualmente, pero se volverá a deshabilitar con cada reinicio del sistema. ¿Por qué ocurre? Probablemente porque alguien en Samsung descubrió que SW Updater y Windows Updater entraban en conflicto de alguna manera, así que ¯\_(ツ)_/¯ deshabilitaron el nativo y colaron el suyo propio.

¿Por qué ocurre?

Aunque la compañía todavía no se ha pronunciado al respecto, y concediéndoles el beneficio de la duda, lo más probable es que haya algún tipo de error adicional, me resulta difícil creer que algo tan básico pueda ser ignorado y que los niveles de incompetencia lleguen a ser tan altos.

Advertisement

Por ejemplo: quizá “Disable_Windowsupdate.exe está diseñado para deshabilitarlo sólo durante un breve periodo de tiempo y luego habilitarlo de nuevo. Es igualmente grave, pero por lo menos permite que actualizaciones de seguridad críticas continúen llegando al sistema.

En cualquier caso, y después del infame Superfish en los ordenadores Lenovo, debería quedar cada vez más claro que el bloatware es una idea terrible y que sería mucho más sencillo si cada ordenador Windows que se vende en el mundo llegase con su Windows de fábrica sin ningún tipo de condimento problemático adicional. [vía BSOD Analysis]

Foto: Maksim Kabakou/Shutterstock.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)