Según una agencia surcoreana de noticias, Yonhap, Samsung ha detenido la producción de los nuevos Galaxy Note 7 tras los recientes casos de explosiones en modelos que ya habían sido reemplazados. Según la misma fuente, la suspensión es de carácter temporal y la compañía comenzará a coordinarla en cada país afectado.

Todavía no hay declaraciones oficiales de Samsung, que intentó ocultar un nuevo caso de explosión este fin de semana tras cuatro nuevos casos que indican que el problema está aún lejos de resolverse. Las pérdidas de la compañía en relación a la retirada del teléfono se estiman cercanas a los mil millones de dólares.

Advertisement

Advertisement

En Estados Unidos, varias operadoras como AT&T o T-Mobile han decidido dejar de vender el terminal y directamente recomiendan a sus clientes otras alternativas, como el iPhone 7 (ouch). [vía Yonhap]

Actualización (10/10/2016 - 11:00 EST): Samsung ha enviado un comunicado en el que anuncia que temporalmente detendrá la producción del Galaxy Note 7 para asegurarse de que los fallos en materia de seguridad han sido corregidos. [vía Re/Code]

“Temporalmente detendremos la producción del Galaxy Note 7 para tomar nuevos pasos y medidas que nos permitan confirmar la máxima calidad y seguridad para el terminal.

Reconocemos que nuestros socios operadores de telegonía detuvieron las ventas y cambios del Galaxy Note 7 en respuesta a las quejas de algunos usuarios sobre daños debido a altas temperaturas en el terminal y respetamos esta decisión. Estamos trabajando diligentemente con autoridades y otras compañías exértas en esta materia para seguir investigando el caso.

Aunque existen pocos reportes acerca de estos problemas queremos asegurarle a nuestros clientes que los estamos tomando muy en serio. Si determinamos que existe un problema de seguridad Samsung dará una respuesta inmediata en conjunto con las autoridades para resolver la situación.”