Ha pasado más de un año desde que Samsung presentara su Galaxy Camera con Android. El producto unía lo mejor del mundo móvil y una cámara compacta de forma realmente brillante. A pesar del precio (500 euros/dólares) la cámara tuvo una buena acogida en ventas. Ahora Samsung presenta la nueva versión, la Galaxy Camera 2. ¿Qué cambia? Poca cosa. .b

La principal novedad en la Galaxy Camera 2 respecto a su predecesora es una mayor potencia. El nuevo modelo, con Android 4.3, cuenta con procesador de cuatro núcleos a 1,6 GHz y 2 GB de RAM, frente al procesador de doble núcleo a 1,4 GHz y 2 GB de RAM de la anterior. Habrá que esperar a probarla a fondo para ver cómo se comporta de verdad. Tuvimos la oportunidad de probarla un rato y la primera impresión es que es realmente rápida, especialmente al pasar del interfaz TouchWiz al de la cámara.

Advertisement

La batería del nuevo modelo también ha mejorado, pasando de los 1.650 mAh antes a 2.000 mAh ahora. Eso debería conseguir una mayor duración a pesar de incorporar un procesador más potente. La pantalla táctil trasera es la misma, de 4,8 pulgadas.

Por lo demás, el resto de componentes no ha sufrido variación. Tiene el mismo sensor de 16 megapíxeles y un zoom óptico de 21 aumentos. Samsung asegura que ha mejorado el sistema de procesamiento de imagen por lo que la calidad de las fotos debería ser mejor. Lo probaremos a fondo.

La Galaxy Camera 2 añade NFC, aunque muchas cámaras compactas ya la incluyen por lo que no sorprende demasiado. Respecto al diseño y el tamaño, es prácticamente el mismo, aunque un poco más redondeado y estilizado, lo que hace que la cámara parezca un poco más fina y ligera. Se trata de todas formas de un cambio mínimo. Lo puedes ver debajo (a la izquierda la primera Galaxy Camera, a la derecha el nuevo modelo):

En definitiva, la Galaxy Camera 2 es básicamente el mismo equipo solo que más rápido y potente. Incluso si la cámara al final resulta ser muchísimo más rápida que antes, creemos que seguirá atrayendo al mismo tipo de usuario: aquel que busca una cámara compacta pero con funciones de smartphone para compartir las fotos en redes sociales y similar. Samsung no ha anunciado de momento el precio y la disponibilidad pero rondará probablemente los 500 euros/dólares.