Resulta difícil creer la cantidad de funciones que Samsung ha logrado embutir en el diminuto tamaño de sus nuevos auriculares. Se llaman Gear IconX y son un modelo eminentemente orientado a entusiastas del deporte que quieren moverse sin cargar mucho peso para escuchar su música favorita.

Los Gear IconX se conectan mediante Bluetooth, pero también cuentan con 4GB de memoria interna por si queremos salir sin el smartphone. Los controles son táctiles. Cada una de sus funciones se controla mediante gestos.

También integran un lector de ritmo cardíaco que mide nuestras pulsaciones directamente desde el oído, pero además detectan el movimiento, y calculan la distancia y las calorías consumidas como una pulsera deportiva. Todas estas funciones se gestionan desde una aplicación propia disponible solo para smartphones Android con versión 4.4 o superior.

Todas estas funciones están empaquetadas en dos pequeños intrauriculares que no tienen ni un cable que los comunique. El mayor punto débil del sistema es la batería, que según el Fabricante dura una hora y media haciendo streaming desde el smartphone o tres horas y media si reproduce música de su propia memoria. La buena noticia es que la cajita para llevarlos también es una batería auxiliar para recargarlos. Los Gear IconX ya se pueden reservar. Cuestan 199 dólares. [vía Samsung]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.

Advertisement