Se rumoreaba desde hace días que Google podría anunciar hoy un smartwatch de Samsung basado en Android Wear, y así ha sido. Es el Galaxy Gear Live. Lo acabamos de probar durante unos minutos y, a pesar de que se trata de una unidad aún por afinar, las primeras impresiones son excelentes.

El hardware se ve muy sólido y cuidado. Es fino en grosor, en absoluto incómodo o demasiado grande. Cuenta con pantalla Super AMOLED de 1,63 pulgadas y resolución 320 x 320 píxeles. Los blancos de la pantalla son realmente claros (aunque no lo pudimos probar a plena la luz del día) y los oscuros, oscuros de verdad. En general, muy buen contraste de colores. No recomiendan nadar con él, aunque es resistente al agua con certificación IP67, por lo que debería aguantar hasta 3 metros de profundidad durante 30 minutos.

Una de las mejores novedades del reloj es que incluye un lector de ritmo cardíaco en la parte posterior. Puedes decirle al reloj: "Ok Google, mide mi pulso" (en inglés, de momento), y lo hace al instante. Lo malo es que todavía no hay aplicaciones específicas para sacarle partido al sensor cardíaco, pero llegarán pronto seguro.

El Gear Live cuenta con un procesador a 1,2 GHz, 512MB de RAM, 4GB de almacenamiento y sí, es compatible con pulseras intercambiables de 22 mm. La batería es de 300 mAh y el reloj compatible con Bluetooth 4.0. ¿Dimensiones? 37,9 x 56,4 x 8,9 milímetros, y solo pesa 59 gramos. Sobre el papel suena bien, pero no tan rápido.

Advertisement

El principal problema apunta justo a la batería: solo un día en uso normal. Eso implica estar cargándolo constantemente. Android Wear debe estar constantemente recibiendo y enviando datos, algo que no le sienta bien a una batería ya de por sí justita. Esperemos que con nuevas actualizaciones del software y ajustes del sistema, se pueda estirar a un día y medio o incluso dos. Veremos.

A pesar de que era solo una unidad de prueba sin el software al completo, la impresión de Android Wear es fantástica. Puedes deslizar el dedo hacia arriba o abajo en la pantalla para ver diferentes tarjetas. Para acceder a cada una de ellas en detalle, por ejemplo la de la información del tiempo, solo tienes que deslizarla hacia la derecha.

Vimos ejemplos de cómo acceder al navegador, al calendario, mensajes de Hangouts, música y demás controles. El interfaz se ve excelente, fácil de leer e intuitivo. Habrá que probarlo a fondo de todas formas.

El Samsung Gear Live se puede reservar ya en Google Play por 199 dólares, de momento solo en EE.UU. El precio no está mal, la verdad. Las primeras unidades se empezarán a enviar el 7 de Julio.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)