Samsung, obligado a pagar 290 millones de dólares a Apple por infringir sus patentes. En Agosto del año pasado, Samsung fue declarado culpable de infringir ciertas patentes de Apple, entre otras, algunas referentes a funciones del iPhone. Desde entonces se ha venido deliberando judicialmente la cantidad que Samsung debería pagar. Finalmente, serán 290 millones de dólares, mucho menos de los 1.050 millones que se pedían inicialmente.