Samsung podría estar colaborando con Oculus VR en su propio visor de realidad virtual. Sabíamos (y no resulta sorprendente viniendo del gigante coreano) que Samung estaba trabajando en su propio visor de realidad aumentada. Lo que sí es una sorpresa es que, según Engadget, la multinacional está recibiendo ayuda de la mismísima Oculus VR, los fabricantes del Oculus Rift.

Según han indicado fuentes anónimas, el acuerdo consiste en que Samsung cede a Oculus VR tecnología de pantallas OLED, y Oculus VR programa el software que llevará el dispositivo de la coreana. Según parece, Samsung quiere centrar su visor en el consumo de contenidos, lo que también es conveniente para Oculus VR, cuyo mercado principal son los videojuegos, Lo que no sabemos es que opinará el señor Zuckerberg de todo esto.