Ha tardado en llegar, pero Samsung al fin ha presentado el primer smartphone con su sistema operativo propio Tizen. Nada de Android. Tizen había llegado ya recientemente a los relojes Gear 2 y Gear 2 Neo, pero ahora lo hace también a un smartphone, aunque tímidamente. El Samsung Z de momento solo saldrá a la venta en Rusia.

Samsung mostrará el teléfono mañana martes día 3 en la conferencia de desarrolladores de Tizen en San Francisco, pero ya ha desvelado hoy todos los detalles sobre el terminal. Cuenta con una pantalla HD de 4,8 pulgadas Super AMOLED (resolución 1280 x 720 píxeles) y está fabricado con una carcasa de plástico que imita a la piel, algo parecido al acabado en piel sintética del Galaxy Note 3. El teléfono es relativamente ligero (136 gramos) y fino (8,6 milímetros).

Dentro va equipado con un procesador de cuatro núcleos a 2,3 GHz, 2 GB de RAM y almacenamiento de 16 GB con microSD expandible hasta 64 GB. La batería es de 2.600 mAh. Incorpora una cámara trasera principal de 8 megapíxeles (con algunos de los modos de software que podemos ver en el Galaxy S5), mientras que la cámara frontal es de 2,1 megapíxeles.

Tizen, ¿más rápido que Android?

Samsung asegura que el diferencial de Tizen está en la rapidez del interfaz, con tiempos de encendido mucho más cortos y potente capacidad de multitarea. Habrá que ver si es verdad y, sobre todo, cómo Samsung logra construir un ecosistema de aplicaciones en Tizen que se equipare al que existe hoy en día en Android, iOS o Windows Phone.

Advertisement

De momento, el móvil parece más bien un experimento para comprobar si realmente hay hueco para smartphone Tizen. Solo lo veremos a la venta en Rusia durante el tercer trimestre de este año. Llegará a otros países, pero aún se desconoce cuáles. Samsung tampoco ha confirmado el precio. Actualizaremos por aquí en cuanto se haga público. [vía Samsung]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)