El nuevo Galaxy S4 de Samsung tiene 16 GB de memoria, pero sólo sobre el papel. Los usuarios que han adquirido el teléfono se encuentran con que los numerosos servicios y apps propios de Samsung llenan rápidamente la memoria del teléfono y apenas dejan libre la mitad del espacio disponible.

Aplicaciones como S Health, S Travel y ChatOn, sumadas al sistema operativo, hacen que el 45% de la memoria del teléfono esté llena antes incluso de encenderlo por primera vez. La situación tiene precedentes -en todos los teléfonos hay que restar parte de la memoria, dedicada al almacenar el sistema operativo y ciertas aplicaciones- pero en pocas ocasiones el número de apps instaladas por defecto había llegado a ocupar tanto porcentaje de la memoria.

Advertisement

Tras las investigaciones realizadas por un programa de la BBC sobre el tema, Samsung ha prometido públicamente revisar las aplicaciones instaladas por defecto en el terminal, comprimiendo parte de las mismas y tratando de dejar más espacio libre al usuario. Samsung comenzará a vender pronto, también, versiones del teléfono con mayor capacidad de memoria principal.

Como ocurre con muchos teléfonos, Samsung da la posibilidad de añadir más espacio de almacenamiento utilizando tarjetas MicroSD, pero estas tarjetas tienen menos velocidad de acceso que la memoria principal y no pueden utilizarse para instalar apps en la última versión de Android. Google ha mostrado en varias ocasiones su falta de entusiasmo en las soluciones de almacenamiento externo y, de hecho, sus productos Nexus de última generación no ofrecen posibilidad de usar tarjetas SD. En Mountain View prefieren que, si se usan, se usen sólo para almacenar vídeos o fotografías. [The Inquirer]