Samsung Mobile es el fabricante de teléfonos con más músculo del mercado. Cualquier otra compañía habría tenido serios problemas para retirar 2,5 millones de dispositivos y distribuir otros nuevos, pero el Note 7 ya ha sido reparado y los dispositivos de reemplazo llegarán en los próximos días.

En España, los consumidores podrán hacerse con un nuevo Galaxy Note 7 a partir del lunes 19 de septiembre. En México, los terminales estarán disponibles el viernes 30 de septiembre. En Estados Unidos aún no hay fecha (cada operador tendrá su propio inventario). Mientras tanto, Samsung ha enviado un mensaje directo a todos los dispositivos para pedir a los usuarios que apaguen el teléfono y lo devuelvan de inmediato al punto de venta donde fueron adquiridos.

Advertisement

Advertisement

El stock inicial de los dispositivos de reemplazo será limitado, según confirmó a Gizmodo una representante de Samsung. Algo comprensible teniendo en cuenta que tienen que producir en masa las nuevas baterías, ensamblar los nuevos teléfonos y enviarlos a cada rincón del planeta. El proceso costará millones de dólares en pérdidas al conglomerado coreano, que ha tenido que limitar al 60% la carga del Note 7 para que no vuelvan a producirse más explosiones.

Todos los nuevos Note 7 llevarán un distintivo en la caja, una S de color azul, que identificará que el smartphone forma parte de los nuevos dispositivos “y ofrece a los consumidores la tranquilidad y seguridad absoluta de que están recibiendo la última tecnología”. La crisis está resuelta, pero los problemas de imagen, presumimos, perdurarán un tiempo. [Samsung vía Xataka]

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.