La gala de los Oscar la ven millones de personas. No en vano, junto a la Superbowl se trata de uno de los grandes acontecimientos en Estados Unidos. Samsung eligió este momento para lanzar una promesa a los consumidores: nuestros teléfonos (ya) no explotan.

Advertisement

En total fueron tres anuncios durante los premios que tuvieron lugar hace unas horas. El primero bajo el slogan “la calidad es nuestra prioridad”, una pieza donde se hace hincapié en la seguridad. El segundo de ellos se centra en los procesos de prueba en fábrica antes de que salgan al mercado centrándose en la batería (¿alguien dijo Note 7?). La última de las piezas la presentaron los populares youtubers Casey Neistat y Simone Giertz.

Si algo nos ha quedado es que con estos vídeos comienza la ardua tarea del lavado de imagen de una compañía que se ha visto gravemente dañada por el caso de las explosiones en el Galaxy Note 7. Anuncios con un claro mensaje en la retina del espectador: nuestro teléfonos ya no explotan. [The Verge]