La muerte del Galaxy Note 7 y su retirada del mercado podría cobrarse no solo una víctima sino a toda una familia de móviles. Y es que Samsung estaría planeando cambiar toda su estrategia en el mercado móvil comenzando por olvidarse por completo de la gama “Galaxy Note”. Un paso tan radical como lógico y comprensible.

Las explosiones e incendios de Galaxy Note 7 terminaron por ocasionar su muerte y un impacto enorme en la popularidad de la marca a nivel mundial. Es lógico que Samsung quiera lavar su nombre (al fin y al cabo el Note no es su único smartphone) y según reportan desde The Korea Herald el principal paso es deshacerse del nombre “Note”.

Advertisement

Advertisement

La idea de Samsung, según fuentes internas en la compañía, sería reorganizar todos sus modelos de gama alta bajo una única familia: los Galaxy S. Actualmente los Galaxy S7 y S7 Edge son dos de los mejores smartphones en el mercado y su nombre es tan popular que podría salvar la división de móviles de la compañía de una posible catástrofe.

Samsung fue el verdadero pionero de los mal llamados phablets al crear el primer Note, un camino que todos sus rivales siguieron al pie de la letra. Pero actualmente diferenciar esa gama es tan poco necesario como llamarles phablets. Si Samsung aprovecha el caos del Note 7 para olvidarse de esta línea y replantear su estrategia de mercado es un movimiento inteligente.

Hasta ahora Samsung ha lanzado un Galaxy S y un Galaxy Note cada año por lo que los rumores aseguran que aunque “maten” la gama Galaxy Note no dejarán de lanzar un smartphone de pantalla grande y lápiz stylus, la diferencia es que este ahora será adoptado por la familia Galaxy S.

Sponsored

En pocas palabras de hacerse esto oficial en 2017 podríamos conocer un Galaxy S8, un Galaxy S8 Edge y algo como un Galaxy S8 “Pro” que será el reemplazo del Note. [The Korea Herald vía 9to5Google]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.