Samsung no quería quedarse atrás respecto a LG o Philips en el terreno de accesorios del hogar conectado y acaba de mostrar su nueva bombilla LED "inteligente". Se llama justo así, Smart Bulb, y se puede controlar desde un smartphone, ordenador o tableta por Bluetooth (no por WiFi). Puede durar hasta 15.000 horas, es decir, unos 10 años en total si se utiliza de forma normal.

La bombilla se controla a través de una aplicación, que permite manejar hasta 64 unidades. Samsung no ha confirmado todavía el precio, pero debería estar entre los 30 y 40 dólares/euros para ser competitiva. Un pequeño paso más de Samsung para intentar colarse en el hogar conectado. [vía Samsung]