Samsung ha confirmado que el Galaxy Note 7 regresará, pero bajo ciertas condiciones. La compañía venderá unidades refurbished (reconstruidas) de este modelo reemplazando sus partes problemáticas y explosivas en algunos mercados, con la intención de reciclarlos y no desperdiciar millones de móviles.

A través de un comunicado oficial la compañía anunció que tiene un plan “ecológico” para aprovechar todas esas unidades que fabricó del Galaxy Note 7 y tuvo que retirar del mercado.

Advertisement

Advertisement

La primera parte del pan tiene que ver con desarmar los móviles y recuperar sus cámaras y partes para ser incluidas en otros terminales, la segunda parte con extraer partes metálicas con la ayuda de otras compañías y la tercera parte del plan se basa en vender unidades refurbished del Galaxy Note 7 “en la medida que sea posible”, dependiendo de las condiciones del terminal y el mercado. El terminal llegaría con una nueva batería sin defectos o riesgo de incendio.

Un móvil refurbished es una unidad que ha sido reparada y reconstruida por su propio fabricante y sale a la venta con un precio más bajo y un certificado oficial de funcionamiento. En el pasado Samsung había negado que vendería el Note 7 reconstruido, además de anunciar que matarían todos los terminales que no fueron devueltos, mediante una actualización forzosa.

Solo queda esperar para ver dónde venderán los Note 7 refurbished y si gobiernos como el de Estados Unidos permitirá que los usuarios los lleven a bordo de aviones. [Samsung vía Verge]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.