Samuel L. Jackson no es un actor de Star Wars cualquiera. Es el maestro Jedi que abrió la veda de los sables láser de colores cuando exigió que el suyo fuera de color púrpura. Con esos antecedentes, su opinión sobre The Force Awakens era una de las más esperadas. Lamentablemente, parece que el nuevo film no le ha gustado mucho.

En una entrevista concedida a la cadena ABC, el actor ha comentado la nueva entrega de la saga entre dientes. Este es el vídeo, y debajo una transcripción de sus palabras.

Advertisement

-Has visto la nueva película?-

-Sí...-

-¿Y bien?-

-Es acorde al espíritu de las películas de Star Wars-

-¡Wow! Esa es una respuesta bastante diplomática-

-Bueno, ya sabes. Es una película de aventuras. Es excitante a su manera. Creo que los chicos deberían ir a la escuela de lucha con sables láser, pero ya sabes...-

-Bueno, pero ganaron...-

-¡Tuvieron tiempo para haberlo hecho mejor!-

No se puede decir que se haya despachado a gusto, pero algo en la pose de Jackson y en su expresión deja entrever que The Force Awakens le ha gustado más bien poco. Su opinión es tan válida como cualquiera, pero quizá hay que recordarle al bueno de Mace Windu que ellos luchaban mejor con el sable láser precisamente porque tenían una academia. Pese a ello, tuvieron a un maestro sith debajo de sus narices durante años y nadie se dio cuenta hasta que fue demasiado tarde.

Sponsored

Cuenta la historia, por cierto, que Samuel L. Jackson pidió a Lucas que su sable láser fuera púrpura para poder ubicarse mejor en mitad de la masiva batalla Jedi de Geonosis. Cuando Lucas le explicó que los Jedi llevan sables de color verde y los Sith de color rojo, Jackson replicó algo como: “No me importa. Soy el segundo Jedi más calvo inmediatamente por debajo de Yoda y quiero un sable láser púrpura.” Genio y figura. [vía ABC News]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)