Sega regresa, aunque no de la forma que a muchos nos gustaría, con una nueva consola. En su lugar, lanzará en Japón una serie limitada de portátiles para jugar, bajo las míticas marcas de Dreamcast, Saturn o Genesis (Mega Drive). Está por ver si estos portátiles saldrán a la venta también fuera de Japón, pero si tienen éxito allí, la compañía con sede en Tokio tal vez se anime. 

Hay cuatro modelos de estos portátiles: está el Sega Motif, el Genesis, el Saturn y el Dreamcast. Cada uno de ellos tiene cuatro niveles de especificaciones, con los siguientes precios: el modelo Light (¥99,750 - $1,069); el Standard (¥131,250 - $1,406); el modelo High Spec (¥162,750 - $1,744); y el modelo Premium (¥194,250 - $2,081). Todos vienen con una pantalla de 15,6 pulgadas full HD y configurables hasta una tarjeta gráfica Nvidia GeForce 650M con un procesador Intel Core i7 a 2,4 GHz. Sega vuelve... más o menos. [kotaku]