Lo primero que hacemos muchas personas al sacar de la caja un dispositivo iOS es instalar Chrome. Sin embargo, eso no quiere decir que el navegador nativo de Apple, Safari, sea malo ni mucho menos. Lo que pasa es que sus opciones nativas no siempre son evidentes. A continuación os explicamos seis sencillos trucos para hacer de la experiencia de navegar en Safari algo mucho más agradable.

Navegar por las últimas páginas visitadas

Es tan sencillo como deslizar el dedo desde el lateral izquierdo hacia la derecha desde cualquier página en la que estemos.

Redactar rápido extensiones de dominio

En antiguas versiones de iOS había un botón para ".com". Ahora, si quieres escribir cualquier dominio sólo tienes que seleccionarlo manteniendo pulsado el botón de punto.

Activar la navegación privada

Si no queremos dejar huella de las páginas que visitamos basta con pulsar en el botón de pestañas o tabs (el de la parte inferior derecha) y después pulsar sobre el botón Privado. Desde ahí también podemos cerrar pestañas y quedarán eliminadas sin rastro.

Borrar la caché de páginas web

Si navegamos en modo privado no se guardan registros de las páginas que visitamos, pero si queremos borrar este historial solo tenemos que ir a Ajustes > Safari > Avanzado.

Buscar dentro de una página

Si queremos buscar dentro de una página concreta sólo tenemos que introducir nuestro término de búsqueda en la barra del navegador estando dentro de esa página como si fueramos a hacer una búsqueda normal pero, en vez de darle a Ir, deslizamos el dedo hacia abajo. Aparecerá un menú en el que se incluye la opción Buscar dentro de esta página. Los resultados aparecen resaltados en amarillo.

Ver la dirección URL antes de entrar a una página

Los nombres de página a veces son confusos o malintencionados. Si quieres ver la dirección completa a la que estas a punto de entrar, pero sin entrar, solo tienes que mantener el dedo sobre el enlace hasta que salga un menú energente en el que se muestra la URL completa.

Advertisement

Hay muchos más trucos, pero estos son muy sencillos y ayudan mucho a mejorar la experiencia de usuario. Os dejamos con un vídeo (en inglés) de nuestros compañeros de Lifehacker en el que podéis ver cada uno de estos trucos en acción.