Es posible que conozcas la sensación. La de estar viendo una película tan, tan mala que de repente, en un momento de epifanía cinematográfica tu opinión se invierte por completo y de bodrio infumable aquello rápidamente ha pasado a cinta oscarizada. Sharknado es uno de los mejores ejemplos, pero hay muchos más.

Sharknado 1 y 2

“Fuck science”

Estoy asumiendo al escribir estas líneas que la mayoría conoce (aunque no la haya visto) de qué va Sharknado pero si no la resumo brevemente: un tornado aparece cerca de la costa Oeste americana “chupa” a un banco de tiburones y mientras se dirige a Los Ángeles los va regando por todo la ciudad.

Advertisement

En Sharknado las escenas se ruedan primero y se cuestionan después y la Lógica, con mayúscula, es sólo un intermediario prescindible. Por ejemplo: hay una escena en la que una casa se está inundado, supuestamente por la lluvia, la casa se llena de agua y los tiburones comienzan a hacer de las suyas. Pero cuando los protagonistas consiguen escapar a duras penas de allí (motosierras mediante) y la cámara enfoca el exterior de la casa, el entorno está completamente seco. No tiene lógica, pero no importa, Sharknado es así.

Recomendable su primera entrega y algo menos la segunda, aunque también tiene sus momentazos.

Iron Sky

En el universo paralelo en el que viven los guionistas de Iron Skies durante la Segunda Guerra Mundial los nazis consiguieron llegar a la luna (a la cara oculta de la Luna, para más inri) y establecieron allí una base secreta.

Advertisement

Años más tarde, y por accidente, dos astronautas llegan hasta esa misma cara oculta para descubrir no sólo que hay una base secreta con alemanes aislados durante generaciones y que siguen pensando que viven en el III Reich, sino que planean su particular invasión a la Tierra. El resto, es para verlo.

Zombies Nazis 1 y 2

Están las películas de nazis y las películas de zombies. Y por último pero no por ello menos importante están las películas de zombies nazis. Zombies Nazis sigue la estela de unos nazis, que son zombies (no sé si había quedado claro aún) y que de repente resucitan de entre los hielos para incordiar a un grupo de adolescentes de hormonas revueltas que han ido a un idílico paraje montañoso para hacer esquí.

La banda sonora la pone Beethoven.

Kung Fury

Vais a perdonar que indique mi clara favorita, pero es que lo tiene todo: kung fu, efectos especiales de los de “mis ojos, malditos”, nazis, una vikinga cabreada, viajes en el tiempo, una estética ochentena y, por supuesto que también, a Hitler maestro del Kung Fu. Kong Führer.

Una obra inmortal.

Nymphoid Barbarian in Dinosaur Hell

En un mundo postapocalíptico. O mejor dicho, en el postapocalipsis tal y como lo entrendían a principios de los 90, una mujer tiene que vérselas en una lucha sin final contra monstruos alienígenas y hombre de las cavernas que quieren algo más que comérsela.

Es absurda, surrealista, tiene 25 años, era mala y ha envejecido peor pero es gloriosa. La película, junto a Braindead quizá, que sentó las bases del género.

Zombeavers

Zombeaver es más reciente, y de nuevo se encarga de mezclar a los zombies con otro elemento...exótico. En este caso castores.

No es cine B, tampoco C, está unas cuantas letras más allá.

Big Ass Spider

El policía de Heroes y otro actor que no importa tienen un negocio de limpieza de plagas. Son expertos en limpiar plagas. Así que cuando un experimento científico militar consigue crear una araña mutante gigantesca que trepa por rascacielos, tienen que llamar a alguien que sea experto en limpiar plagas. En limpiar arañas gigantes que trepan por rascacielos.

Advertisement

Me gustaría contar algo más de Big Ass Spider pero es que el propio título, y con sólo 3 palabras, resume todo el argumento.

Megashark y similares

Megashark vs Crocosaurus, Megashark vs Giant Octopus, Megashark vs Mechashark. En todas hay un tiburón muy grande, Megashark, que se enfrenta contra rivales aún más absurdos. Cada cual es peor, lo que quiere decir que cada cual es mejor.

Bonus: Alien Tampon

Es una película tráiler de 3 minutos. No diré más, que lo arruino.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)