Foto: Vince Bucci / AP Images.

Shigeru Miyamoto es una leyenda en el mundo de los videojuegos. Es el padre de muchas de esas sagas que tantos hemos disfrutado durante décadas en las consolas de Nintendo. Una de ellas es Donkey Kong, y el desarrollador ha explicado cómo nació la idea para el juego y que originalmente iba a ser bastante diferente al que conocimos, incluyendo a Mario.

El primer juego de Donkye Kong nació en el año 1981 gracias a la imaginación de Miyamoto. Originalmente el título era muy diferente al que puede que hayas jugado en una consola Nintendo 64 o posterior, donde el mono es un héroe que salva islas de villanos junto a sus amigos simios.

Advertisement

Advertisement

En la primera entrega Donkey Kong era un villano que raptaba una chica en medio de una industria y el que tenía que rescatarla era Mario, sí, el mismo de Super Mario Bros. No obstante, esta fue la primera aparición de Mario, años antes de que tuviera su propio juego y se convirtiera en el personaje más mítico de Nintendo y la imagen de la compañía.

En una entrevista publicada por Nintendo Miyamoto reveló algunos secretos acerca del desarrollo y la creación de Donkey Kong, comenzando por la situación tan peculiar en la que se le ocurrió la idea de este juego mientras se encontraba de noche en una bañera improvisada dentro de los cuarteles de la compañía.

Durante esa época Nintendo todavía no creaba videojuegos sino un tipo de juegos de cartas tradicional japonés llamado “hanafuda”. Para ello usaban un hervidor de agua de tamaño industrial que por alguna razón los empleados transformaban en una bañera comunal en las noches. Todo muy japonés y glorioso.

Sponsored

Y fue aquí Miyamoto terminó de ordenar sus ideas para dar paso al nacimiento de Donkey Kong:

“En la compañía había un hervidero de agua que durante el día era utilizado para crear las hanafuda, pero en las noches aprovechábamos el agua de este aparato industrial para una bañera comunal para empleados, y podías quedarte ahí mucho tiempo en la soledad. Eso me salvó realmente y tuvo un efecto muy importante en mi para ordenar mis ideas y dar paso a la creatividad”.

Miyamoto también explicó cómo discutió con la división de Nintendo para América acerca del título del juego. Su idea era dar a entender que el mono era tonto, y al buscar en el diccionario se fijó que “Donkey” además de significar “Burro” también significa “idiota” en inglés. Los americanos no estaban de acuerdo:

Advertisement

“Para entonces el principal foco de la compañía era el de llegar a todo el mundo y por ello escuchamos muchas cosas que los de Nintendo of America tenían para decir. Pero no todas.

Por ejemplo en el nombre del juego yo quería que reflejara la idea de un mono “estúpido” y me gustó como sonaba con la palabra Donkey, que según vi en el diccionario también significa “idiota”. Pero en Nintendo América dijeron que en realidad no significaba eso y que sonaba muy extraño. Y eso es muy raro, porque en el diccionario decía lo contrario.

De cualquier forma me gustó como sonaba el nombre y decidí mantener mi posición firme. Un año más tarde todos estaban felices diciendo Donkey Kong una y otra vez”.

Para Miyamoto la presión al desarrollar este juego era muy grande y por eso “desapareció” durante casi cinco meses para trabajar en el título. ¿A dónde se fue? A vivir en las propiedades de Nintendo.

Advertisement

“Durante ese período de tiempo viví en una casa de la compañía que quedaba al cruzar el río desde la oficina. No era extraño para un hombre japonés que no estuviera casado vivir en dormitorios propiedad de su empleador, pero en mi caso también me desaparecí de mis amigos y familiares para trabajar en el proyecto. Todos los días iba y venía de la oficina a mi casa y eso era todo lo que hacía. Bueno, ¡menos mal que también teníamos la bañera!”

Miyamoto también comentó que los personajes del juego se suponía que iban a tener voces:

Advertisement

“La mujer que era secuestrada por Donkey Kong se suponía que gritaría “¡Ayuda, ayuda!” y cuando Mario saltara los barriles ella iba a gritar “¡genial!”. Pero los americanos pensaron que la grabación de la voz sonaba extraño y no se entendía bien la palabra, por lo que reemplazamos el “ayuda” con los gruñidos de Donkey Kong y el “genial” con el sonido típico de Mario al saltar, el pi-ro-po-pon-pon que tan famoso es hoy en día. Y el resto es historia”.

En la entrevista, traducida por Wired, hay aún más detalles de la vida de Miyamoto para entonces, quien tuvo una década de 1980 extremadamente agitada y llena de creatividad. El creativo también mencionó que aunque fue el principal responsable de la creación de Donkey Kong y su llegada a las máquinas arcade, él no trabajó en la versión para la consola NES de Nintendo. Para entonces ya estaba ocupado dando vida a lo que serían más franquicias míticas de la compañía en el futuro. [Nintendo vía Wired]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.