A primera vista, estas gominolas no son diferentes de las que vienen en los paquetes de Haribo o las que compras en la tienda de la esquina. Algunas están cubiertas de azúcar, otras tienen formas de animales y casi todas tienen colores variados.

¿Entonces qué es lo que hace estas gominolas diferentes a otras? Son vitaminas.

Las vitaminas de gominola son la última moda en llegar al mundo de salud de Estados Unidos. Es fácil adivinar por qué: se trata de vitaminas que tienen una apariencia atractiva y un sabor dulce. Son una alternativa para clientes que no soportan las vitaminas tradicionales por el sabor y el tamaño de la pastilla, por nombrar algunas razones.

Advertisement

Advertisement

Aunque originalmente desarrolladas para niños, ahora también existen vitaminas de gominola para adultos. Cubren varias necesidades. Puedes obtener tu dosis diaria de, por ejemplo, vitamina C, vitamina D, calcio o una combinación.

Ahora viene la pregunta del millón: ¿Cuál es la trampa? ¿Pueden unas gominolas realmente tener el mismo efecto que las vitaminas?

Sí, funcionan, más o menos

La respuesta corta es, sí, pero funcionan de un modo diferente que las pastillas de toda la vida. Aunque tengan el sabor y la apariencia de dulces, las vitaminas de gominola pueden proporcionarle al cuerpo algunos nutrientes esenciales. Todo esto tiene un precio que afecta a tu cartera y tu salud.

Primero tienes que considerar el coste. Según los nutricionistas, debido a que los productos no están regulados en algunos países, como Estados Unidos, a veces no tienen la misma cantidad de vitaminas que las pastillas. Por lo tanto, tendrías que consumir más gominolas, que suelen ser más caras con respecto al precio por pastilla, para obtener la misma cantidad de nutrientes.

Advertisement

Advertisement

Otra consecuencia que se tiene que tener en cuenta es el azúcar. Pueden tener entre uno y tres gramos de azúcar. Ojo, las vitaminas de gominola también contienen colorante de alimentos y conservantes.

La sobredosis, la parte amarga de las gominolas

Sin embargo, la mayor preocupación de los médicos no es el azúcar o los colorantes, sino la posibilidad de que te gusten demasiado estas vitaminas. Debido a su apariencia y sabor, muchas personas acaban olvidándose de que las gominolas no son un dulce, son medicamentos. Y del mismo modo que cuando tomas demasiado medicamento, pueden pasar cosas malas.

Esto se debe a que el cuerpo solo puede absorber una cierta cantidad de vitaminas diarias: las que necesita. El cuerpo trata con los excesos de diferentes maneras. Algunas vitaminas, tal como las vitaminas C, B y B-12, son solubles en agua y pueden ser expulsadas por la orina. Al otro lado, las vitaminas A, D, E y K son solubles en grasa. Por lo tanto, cualquier exceso es absorbido por el tejido adiposo, lo que da lugar a la toxicidad por vitaminas.

Por ejemplo, según el Diario de la Academia Americana de Pediatras, una de los efectos más comunes de tomar demasiadas de estas gominolas es toxicidad por vitamina A. Esto puede causar vómito, descamación de la piel, pérdida de pelo y dolor en los huesos, entre otros efectos.

Advertisement

Advertisement

Por si fuera poco, tus dientes también sufren si comes demasiadas vitaminas de gominola porque a las bacterias que viven en tu boca les encanta el azúcar. Al cabo de 20 minutos, liberan ácido que destruye el esmalte de los dientes.

¿Es seguro comprarlas?

Con respecto a si debes de comprar o no, como todo, depende. Hoy en día son muy populares no solamente entre los niños, pero también entre los adultos. Por un lado, se puede decir que ahora las vitaminas, al menos algunas, son apetecibles.

Advertisement

Si tienes una persona en tu vida que no le gusta tomar sus vitaminas y las necesita, quizá merecería la pena probar vitaminas de gominolas. Eso sí, debes de estudiar los pros y los contras de la situación. Y más importante: debes de evitar que la persona se tome un frasco entero de vitaminas de una vez.

No cabe duda que hay una cosa que se puede aprender de esto: siempre se debe cuestionar la salubridad de un producto farmacéutico si parecen golosinas.