Se la conoce como Torre Fallturm o ZARM (Centro de Tecnología Espacial y Microgravedad, por sus siglas en alemán), y es uno de los monumentos más curiosos de la ciudad de Bremen. El edificio tiene 146 metros de altura de los que 110 corresponden a una estilizada torre cuyo único propósito es permitir a los científicos arrojar cosas desde lo alto.

La Torre Fallturm es una torre de caída, y se utiliza para multitud de experimentos relacionados con la microgravedad, o para pruebas de resistencia. Estas instalaciones, en concreto, fueron terminadas en 1990. Actualmente, son una pieza clave en el campo de la investigación espacial, ya que permiten simular las condiciones de microgravedad de la ISS durante los 4,7 segundos que dura la caída de su cápsula.

Advertisement

Los experimentos de Fallturm permiten analizar resistencia a la tensión, propiedades térmicas, y otras características de un sin fin de materiales utilizados en aeronáutica o en la carrera espacial. Incluso se han arrojado peces vivos (que sobrevivieron) para determinar si les afecta el mareo. La parte superior de la torre, a la que se accede en ascensor, ofrece unas espectaculares vistas de Bremen. [Universidad de Bremen]

Imagen cortesía de H.F. Wiebe Group.

Foto de portada: página de tursimo de Bremen / Diagrama vía Endeavour, Volumen 15, No. 2 1991.

Advertisement