La piel sufre un considerable desgaste celular si la exponemos al sol demasiado rato y sin protección. Ese desgaste causa daños que no siempre son visibles a simple vista. El fotógrafo y realizador Thomas Leveritt ha situado una cámara en un parque para mostrar a los viandantes cómo son esos daños en nuestra piel bajo una iluminación ultravioleta.

La luz ultravioleta acentúa y saca a relucir las manchas, arrugas y lesiones que el sol provoca en nuestra piel y que no son visibles a simple vista. En su vídeo, titulado How the sun sees you, Leveritt también muestra cómo los protectores solares bloquean completamente la radiación, ofreciendo un curioso aspecto de betún bajo la luz ultravioleta. [vía Thomas Leveritt]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)