Si crees que correr te consume demasiado tiempo cada día, quizá debas reconsiderar tu opinión. Un nuevo estudio médico sugiere que correr durante solo una hora puede alargar tu vida siete horas. Definitivamente sale a cuenta invertir el tiempo en ello.

El estudio acaba de publicarse en la revista Progress in Cardiovascular Disease, y es la continuación de otro informe realizado por el Instituto Cooper hace unos pocos años. Ese estudio anterior sugería que incluso las sesiones cortas de correr cada día incrementan la esperanza de vida, pero los datos que recogía dejaban muchos interrogantes. Este nuevo estudio responde a esas cuestiones. La más notable era averiguar cuánto tiempo debes dedicar a un entrenamiento cardiovascular en relación a su efecto en la esperanza de vida. En otras palabras: ¿cuántas horas de vida proporciona correr durante, digamos, una hora?

Advertisement

Tras analizar los datos, han llegado a una conclusión que gustará a todos los entusiastas del running, sean iniciados o veteranos. Correr de forma habitual no solo reduce el riesgo de muerte prematura en un 40%. Además, la actividad proporciona estadísticamente más horas de vida que las que le dedicamos.

Ilustración: wong sze yuen / ZouZou

Digamos que corres dos horas a la semana (unos 20 minutos al día). En los próximos 40 años habrías dedicado solo seis meses a esa actividad, pero según el estudio, es muy posible que hayas dilatado tu esperanza de vida en 3,2 años. En otras palabras, has ganado 2,7 años de vida. Puesto en términos más simples, por cada hora que dedicas a correr has ganado siete horas de vida.

Los beneficios para la longevidad tienen sus límites, obviamente. Como explica el doctor Duck Chul Lee, profesor de kinesiología en la Universidad de Iowa, correr no va a hacer que vivas eternamente. Mala noticia para los que corren muchos kilómetros a la semana. El estudio calcula que los beneficios se estabilizan en alrededor de las cuatro horas semanales. La buena noticia es que correr no es para nada una pérdida de tiempo desde el punto de vista de la salud. Los deportistas que van mucho más allá de esta marca tampoco ven reducida su esperanza de vida por el hecho de correr mucho más.

Advertisement

Advertisement

Caminar, montar en bicicleta y otros tipos de actividad cardiovascular también tienen sus beneficios, pero parece que correr es la mejor manera de aprovechar el tiempo en ese sentido. Lee y sus colegas no están seguros de cuál es la razón, pero parece relacionada con cómo mejora la salud general correr frente a otras disciplinas.

Dicho todo esto, es importante puntualizar que correlación no implica causalidad. Lo que este estudio prueba es que las personas que corren de manera habitual tienden a vivir más años, pero no que correr sea la razón última de este aumento en la esperanza de vida. El Doctor Lee puntualiza que los entusiastas de correr también suelen elegir estilos de vida más saludables, como una dieta equilibrada o buenas prácticas de sueño. En cualquier caso, el estudio es una razón más para dedicarle un tiempo a nuestros ejercicios cardiovasculares. Saca esas zapatillas del armario y corre, corre por tu vida. [vía Progress in Cardiovascular Disease]