Si lees esto desde España es muy posible que los mensajes de Facebook ya los tengas en una aplicación independiente. Como prueba piloto de la medida anunciada hoy, Facebook comenzó a separar en Europa las funciones de mensajería de la app de red social en abril de este año. Si lees desde América Latina o EE.UU. lamentamos decirte que tu experiencia de Facebook va a ser mucho peor.

Separar la aplicación de Facebook en dos tiene mucho sentido... para Facebook. Lo que han descubierto en estos meses de prueba es que la gente responde mucho más rápido a los mensajes y se genera mucha más actividad en la red social. Buena noticia para las cifras trimestrales.

Pero para los usuarios...:

1. Es el comienzo de una tendencia preocupante

Estos días Foursquare también está en pleno proceso de unbundling, es decir, de separar una app en dos o más apps con funciones específicas. Cuando más complejas se vuelven las apps móviles, mayor es la tentación de dividirlas y hacerlas más simples de forma individual, pero para el usuario significa tener dos aplicaciones donde antes sólo había una, y tener que saltar entre una y otra para conseguir la misma experiencia de uso.

2. Manda un mensaje confuso sobre Whatsapp

Facebook compró Whatsapp precisamente como un impulso a sus ambiciones dentro del campo de mensajería. Con la separación de aplicaciones, sin embargo, crea un escenario confuso. ¿Deben los usuarios apostar por Whatsapp o Messenger? ¿Tiene sentido tener una app instalada para recibir sólo unos pocos mensajes?

3. Genera fricción innecesaria

La app móvil de Facebook se divide en dos en iPhone y Android pero seguirá en su estado actual en la versión web adaptada a móvil, el cliente de iPad y la aplicación de Windows Phone. Para los usuarios de iOS e cambio resultará especialmente confuso -en el teléfono es necesario usar una aplicación independiente, en la tableta no- pero en general la falta de consistencia cuando se usa Facebook en el PC y el teléfono pasará factura.

Advertisement

No es el fin del mundo, por supuesto, y posiblemente en unos meses estemos tan acostumbrados a esta forma de operar que no echaremos en falta la app unificada pero, sinceramente, dejar las cosas como estaban -o unir Whatsapp y Messenger en una única aplicación- habría resultado mucho mejor.