Cuando Casey Neistat descuelga su skate eléctrico de la pared y atraviesa la Quinta Avenida a toda velocidad, pasando entre taxis amarillos y coches de patrulla, me digo “yo quiero ser ese tipo”. Pero Casey Neistat es un youtuber que está en forma y su patineta es una Boosted Board de 1.600 dólares.

Yo no estoy en forma ni tengo 1.600 dólares para una tabla de longboard eléctrica (ni siquiera los 1.000 dólares que cuesta el modelo básico de Boosted Board), pero puedo optar por la alternativa low-cost y DIY que ha fabricado otro youtuber: Igor, de Inspire To Make. El resultado es tan ridículo como válido:

Necesitaremos un longboard de los tradicionales, un taladro que funcione con baterías, una rueda de alambre, un eje flexible para el taladro, un juego de tornillos para la rueda que hay que meter en... no sé, sinceramente me he perdido a mitad del vídeo. ¡Pero funciona! Y, además de trabajar el centro de gravedad, acabas marcando el bíceps con el esfuerzo de sujetar el taladro.

Advertisement

Advertisement

[Inspire To Make]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.