Imagen: Walmart

Suena absurdo, pero ponerse detrás del tipo que tiene el carrito lleno puede ser la opción más rápida cuando se trata de elegir cola en el supermercado (siempre que esa cola sea más corta que la de gente con menos artículos).

Como explica el matemático Dan Meyer en el New York Times, “cada persona necesita una cantidad fija de tiempo para decir hola, pagar, decir adiós y salir de la cola”. Según Meyer, ese proceso inevitable se traduce en una media de 41 segundos por persona, a los que hay que sumar unos tres segundos por cada producto que lleva en el carrito.

Advertisement

Advertisement

Por eso, pasar del tipo con el carro lleno y elegir una cola más larga con personas que llevan pocas cosas (como la típica “caja rápida”) puede ser una mala decisión. Imaginemos que en la primera cola hay un cliente con 100 artículos y en la segunda hay cuatro clientes con 20 artículos cada uno. La primera cola se vaciará en seis minutos, pero la otra tardará siete.

Hay más trucos para elegir la cola más rápida en el supermercado: busca a la gente que tenga más productos iguales (seis botellas de Coca-Cola pasan más rápido que seis artículos distintos); gira siempre hacia la izquierda (la mayoría de la gente es diestra y tiende a ir hacia la derecha); y evita a los cajeros que estén más conversadores ese día. [New York Times]