Imagen: Rob Stothard / Getty

Todos estamos expectantes ante el eclipse solar del próximo 21 de agosto, pero hay titulares que se comparten con demasiado entusiasmo. ¿Es cierto que vamos a pesar un kilo menos durante el evento? No, aunque sí es verdad que la posición de la Luna y el Sol afectará a nuestro peso (como ocurre todos los días).

Empecemos por lo básico. Para que haya un eclipse de Sol, debe haber una Luna nueva. (Luna nueva significa que no vemos el lado iluminado de la Luna, puesto que el satélite se encuentra entre el Sol y la Tierra). Por el contrario, no siempre que hay Luna nueva se da un eclipse de Sol. Esto es así porque el ángulo en el que se encuentran los tres astros no es una perfecta línea recta.

Sin embargo, cuando se dan unas condiciones muy específicas y estás en una franja determinada de la superficie de la Tierra, hay días (minutos, en realidad) en los que puedes ver un eclipse solar total. Este tipo de eventos solo ocurre una vez cada 200-300 años en el mismo punto, y una de las condiciones para que ocurra (aparte de la Luna nueva) es que la Luna esté próxima a su perigeo.

Advertisement

Perigeo es cuando la Luna recorre el punto de su órbita más cercano al centro de la Tierra; lo opuesto al apogeo. Este fenómeno ocurre cada 28 días y nos coloca a una distancia de entre 356.375 y 370.350 kilómetros de nuestro satélite. El 21 de agosto, durante el eclipse total de Sol, el centro de la Tierra estará a 365.649 kilómetros del centro de la Luna (y a 151,4 millones de kilómetros del Sol).

Evidentemente, que la Luna y el Sol se alineen al mismo lado de la Tierra tiene una influencia gravitacional, un tirón “hacia arriba” que hace que pesemos un poquito menos. Pero eso es algo que ocurre con cada Luna nueva, cada 28 días. Y no, no va a hacer que “todos pesemos 1 kilo menos”. De hecho, podemos calcular cómo afectará exactamente a nuestro peso aplicando la ley de Newton.

Bueno, nosotros no. Incapaces de realizar los cálculos por nuestra cuenta, preferimos acudir al matemático José David Villanueva, de la Agencia Espacial Europea, y al astrofísico Guillaume Bélanger, del Centro Europeo de Astronomía Espacial, quienes facilitaron mucho las cosas por correo electrónico.

Advertisement

Empezamos por la ecuación de la fuerza gravitatoria, donde G es la constante de gravitación universal, M y m las masas implicadas y r la distancia entre ellas:

A continuación, sustituimos todas las variables con las correspondientes masas de la Tierra, la Luna y el Sol, el radio terrestre y las distancias a la Luna y el Sol:

Y escribimos la ecuación teniendo en cuenta que las fuerzas gravitatorias del Sol y la Luna están tirando hacia fuera de Tierra, mientras que la fuerza gravitatoria del núcleo de la Tierra está tirando hacia dentro de la superficie terrestre. Para ello, convenimos que la fuerza de la Tierra es positiva y las otras son negativas:

O lo que es lo mismo:

Sacamos la calculadora y obtenemos esto:

Lo que significa que, para cualquier cosa que esté en la superficie terrestre el 21 de agosto, la fuerza gravitacional de la Tierra será mucho mayor que la del Sol, que a su vez será mucho mayor que la de la Luna. En concreto, la del Sol será 6 diezmilésimas partes la de la Tierra; y la de la Luna, 3,3 millonésimas partes.

¿Qué podemos inferir de todo esto? Que si pesas 80 kilogramos (785,6 newtons), la alineación del Sol y la Luna al mismo lado de la Tierra te hará más ligero...

...48,3 gramos más ligero.

Es una cantidad tan insignificante que escalar el Monte Everest sería más efectivo. A 8850 metros sobre el nivel del mar, la gravedad de la Tierra es un 0,28% menos fuerte, así que una persona de 80 kg pesaría 224 gramos menos. La cifra queda muy lejos del “kilo menos” que insinuaban los artículos virales.

Advertisement

Es más, ni siquiera el eclipse solar total, con el Sol y la Luna alineándose en un ángulo perfecto para los espectadores norteamericanos, hace que el asunto sea extraordinario. Como decíamos, pesas un poquito menos con cada Luna nueva, cada 28 días. Y pesas todavía menos en enero, durante el perihelio, cuando la Tierra está más cerca del Sol. En ese caso, una persona de 80 kg “adelgaza” 50 gramos como por arte de magia. Bueno, magia no. Esto no es más que física.


Puedes seguir el gran eclipse del 21 de agosto en directo a través de nuestro livestream y del que Univision ha preparado en sus plataformas digitales.