Sigue el "acoso y derribo" sobre Apple en China. Primero el gobierno chino ha criticado duramente su política de garantías, luego una firma local la ha demandado por Siri, y ahora un estudio de Hong Kong acusa a Apple de vender sus películas en el App Store sin autorización. Le pide medio millón de dólares de compensación.