Apple es famosa por muchas cosas (buenas y malas). Una de ellas es que siempre van por libre en cuanto a diseño. Sus apuestas siempre son motivo de debate, y el nuevo MacBook Pro no podía ser menos. Así es como la compañía explica algunos de los cambios más recientes y polémicos.

Las explicaciones las ofrecía el mismísimo Phil Schiller, que aunque figura como responsable mundial de marketing de la compañía, en realidad tiene mucho más peso del que parece en este tipo de decisiones internas. En una entrevista concedida a The Independent, Schiller repasa algunas decisiones de diseño que han sido objeto de mucha polémica.

Por qué sin pantalla táctil

La mayor parte de los portátiles de alta gama (y muchos sobremesa) apuestan por pantallas táctiles. Apple no. Los de Cupertino han hecho gala de una terquedad legendaria a la hora de resistirse a incorporar esa tecnología. Según Schiller, no es que no lo hayan probado. Simplemente es que no ven que aporte nada que no pueda hacerse ya de manera mucho más eficiente con un touchpad o un ratón.

Esa es la razón, precisamente, por la que en lugar de una pantalla táctil han apostado por la Touch Bar, el mayor cambio con diferencia en los nuevos MacBook.


Sobre el puerto de auriculares

La explicación que ofrece Schiller sobre por qué el MacBook Pro tiene puerto de auriculares y el iPhone 7 no probablemente sea más discutible. Lo que dice es que el MacBook es una herramienta de trabajo para muchos ingenieros de sonido y músicos profesionales que necesitan conectar unos auriculares analógicos tradicionales, o bien dispositivos de audio que no funcionan con Lightning, como mesas de mezclas o amplificadores.

La apuesta por quitar la tarjeta SD

Si la idea es dotar a los profesionales de las conexiones que necesitan, muchos fotógrafos se estarán preguntando por qué Apple ha quitado la ranura para tarjetas SD en su nuevo MacBook Pro. Schiller explica que el puerto SD fue una concesión desde el principio. Para empezar no es el único estándar en tarjetas de memoria. Solo el más extendido. Para continuar hay multitud de lectores USB que pueden sustituirlo.

Advertisement

Advertisement

Finalmente, en Apple han detectado que cada vez más cámaras tienen sistemas inalámbricos para conectarse al PC y enviar imágenes. Probablemente aún no están tan extendidos, pero en Cupertino creen que son el futuro de las conexiones entre cámara y computadora.

Todas estas explicaciones tienen su sentido, aunque muchos seguirán pensando que Apple ha recortado demasiado la versatilidad de la anterior generación de MacBooks. Al menos ahora sabemos por qué, aunque no compartamos esa visión. [vía The Independent]