El equipo de márketing de GoPro nos tiene acostumbrados a ver deportes de riesgo desde ángulos imposibles, pero este vídeo demuestra que no hace falta más que un iPhone atado con hilo para conseguir resultados espectaculares. Siempre que sepas esquiar tan bien como el protagonista.

El autor es Nicolas Vuignier, un esquiador profesional que vive en Suiza y suele demostrar su amor por el freestyle en YouTube e Instagram. “Tras casi dos años de retoques y ajustes por fin he conseguido el resultado que buscaba” explica Nicolas, que ha llamado a su invento “el Centriphone”:

El vídeo está hecho con un iPhone 6 (habría valido cualquier smartphone que pueda grabar en slow motion). Aunque no lo explica, puede deducirse que el teléfono está atado con varios hilos de nailon, como un cometa.

Advertisement

El propio Nicolas proporciona la fuerza centrípeta dándole vueltas al dispositivo como un vaquero que lanza un lazo. El autor dice que está preparando un nuevo vídeo con el making of, así que habrá que seguirle la pista. (El iPhone no sufrió daños) [Nicolas Vuignier]

Actualización: dicho y hecho, aquí está el making of del Centriphone:

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)