El F-16 Fighting Falcones es uno de los cazas de combate más veteranos y versátiles. Su motor le otorga un brutal empuje de 76,3 kilonewtons (sin postquemador). Suficiente como para que estos dos pilotos realicen un salvaje despegue en vertical y alcancen los 4.500 metro de altura en apenas 45 segundos.

El ejercicio corre a cargo de dos pilotos de la fuerza aérea de Pakistán a bordo de un F-16 BM Block 15, una de las variantes más extendidas del Fighting Falcon que cuenta con más capacidad para armas y radar mejorado.

Advertisement

En realidad, la altura de 4.500 metros (15.000 pies) se alcanza en mucho menos tiempo, lo que pasa es que el cálculo se realiza incluyendo el despegue desde el momento en el que se quita el freno al aparato. La altura máxima a la que puede volar el F-16 es de algo más de 18.000 metros (60.000 pies). [vía Business Insider]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)