Cada año, los representantes legales de siete de los estudios de películas más grandes de Estados Unidos se reúnen en Sherman Oaks, California, para hablar de todo lo que tenga que ver con la antipiratería. No es sorprendente, después de todo es su medio de vida. Pero lo que nos deja un sabor amargo es su plan para difundir el evangelio DMCA (la Acta de Derechos de Autor Digitales del Milenio): con tratos oscuros y hechos sesgados.

Según un correo filtrado de la bandeja de entrada de la Directora Jurídica de Sony Pictures, Leah Weil, la reunión es facilitada por la Asociación Cinematográfica de Estados Unidos (MPAA, por sus siglas en inglés) como una manera para que los abogados de Sony, Time Warner, Viacom, Paramount, Disney, NBC Universal y Fox puedan sentarse a hablar de una estrategia global.

Y, ¿qué es exactamente lo que se les ocurrió a las grandes mentes de la industria del entretenimiento? Tal como fueron detallados en la minuta de su reunión en septiembre de este año, algunos de los aspectos más destacados incluyen:

Ampliar el número de avisos pero continuar gastando lo mínimo en educación.

Traducción: Enviar tantos avisos como sea humanamente posible, pero asegurarse que las personas que los reciben no necesariamente sepan lo que significan. Estarán muy asustados como para cuestionarlos.

Tener cuidado con la comunicación de sitios bloqueados – seguir construyendo una trayectoria de éxito donde es posible, pero evitar el exceso de comunicación y atracción de atención negativa.

Traducción: Bloquear todos los sitios que sea necesario sin que nadie se entere.

La MPAA seguirá absteniéndose de comentar acerca del uso de VPNs y otras tecnologías para que los usuarios puedan tener acceso a contenido restringido por su zona geográfica.

Traducción: Si pretendemos que las VPNs no existen, tal vez nadie se enterará de ellas.

Mantener un perfil bajo (por ejemplo, no buscar cobertura de prensa activamente, etc.) para evitar el debate acerca de "la comunidad del contenido" o la protección de derechos de autor.

Traducción: En serio. No permitir que nadie sepa lo que se está haciendo.

En cuanto a la neutralidad de la red: La mayoría de los miembros apoyaron, en un principio, un perfil bajo de la MPAA enfocado en la oposición a la regulación del contenido.

Traducción: Vamos a presentar una oposición ante la neutralidad de la red esperando que nadie de entere. Similar a la que presentamos en 2007.

Y, tal vez lo más sórdido de todo:

Mientras que el bloqueo de sitios está bajo consideración, hacer investigaciones pertinentes para que (1) el bloqueo de sitios funcione y (2) que no se rompa el Internet (falta de "efectos secundarios"). [Hacer esto] en reuniones a puerta cerrada con funcionarios del gobierno y accionistas, [pero] no necesariamente hacerlas públicas.

Traducción: En secreto, tener reuniones privadas con funcionarios de gobierno en las que nadie pueda contradecirnos, mostrarles investigación que soporte convenientemente cada punto de nuestro caso. Nadie puede saberlo.

Advertisement

Y si todo esto suena similar a lo que las compañías tabacaleras hacen para ocultar la realidad... bueno, es porque lo es.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)