Sony está trabajando en un sistema que permite a un dispositivo móvil compartir su energía para cargar la batería de otro, algo así como un hotspot pero de energía en lugar de WiFi.

Este sistema fue patentado por la compañía el pasado viernes, y podría ser un primer paso hacia un futuro en el que al entrar en una habitación, una tienda o un café, nuestro smartphone se conecte de forma automática tanto a la red WiFi como a un sistema de carga inalámbrica.

La compañía lleva años implementando la tecnología NFC en sus smartphones y tablets para compartir contenido y conectar sus dispositivos de forma inalámbrica. No obstante, esta tecnología exige que los dispositivos conectados estén realmente cerca el uno del otro, a un máximo de 5 o 10 centímetros. En el caso de la carga inalámbrica esto no sería nada práctico.

La tecnología patentada se basa en un estudio de James Richard Milne, Charle McCoy y True Xiong. Sony no deja claro cuándo veremos este sistema llegar a sus dispositivos móviles, pero podemos estar seguros de que pasará algún tiempo antes de que sea así. De cualquier forma, ya sabemos que en el futuro no necesitarás pedir prestado el cargador a tu amigo cuando vayas a su casa, simplemente bastará con poner tu smartphone al lado del suyo. [Oficina de Patentes de los Estados Unidos vía What a Future!]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.