A Sony no le ha bastado con anunciar hoy dos nuevas cámaras, la A7 y A7r, ha querido mostrar una tercera: la RX10. Se trata de una cámara bridge con potente zoom y un sensor que promete una calidad de imagen inigualable en compactas de este tipo. Eso sí, el precio va a la par.

Sensor

La RX10 a priori parece ideal para aficionados a las réflex digitales que buscan calidad de imagen sin tener que atarse a objetivos intercambiables. Cuenta con un sensor CMOS Exmor R retroiluminado de 1,0 pulgada y 20,2 megapíxeles. Pero lo que la hace diferente es su objetivo fijo Carl Zeiss 24-200 mm, equivalencia en 35mm, y apertura constante f/2.8, con el que puedes conseguir un aumento de 8,3x. Esto es algo que hasta ahora no se había visto en una compacta.

Cuerpo y diseño

Está claro que si quieres calidad de imagen, aunque sea en una compacta, la portabilidad se va a resentir. Sony ha hecho un buen trabajo en este sentido: la RX10 tiene un cuerpo voluminoso, fabricado en magnesio, pero aceptable para la calidad que promete.

Advertisement

De hecho, las compactas de este tipo, con potente zoom, son voluminosas porque cada vez añaden más funciones y modos, algo que muchos aficionados a la fotografía aprecian. La RX10, por ejemplo, cuenta con una pantalla LCD abatible y todo tipo de controles, lo que hace que se parezca mucho en apariencia a una DSLR de gama media.

Otras especificaciones

La RX10 cuenta con el nuevo procesador BIONZ X, con el que Sony asegura que obtendrás gran calidad de imagen y podrás disparar de forma continuada hasta 10 fotogramas por segundo. Este nuevo procesador permite también que la cámara capte imágenes a 1920 x 1080 de resolución a 60p. Algo que no muchos equipos de este tipo y precio pueden hacer.

Advertisement

La cámara tiene WiFi integrado que, junto a la aplicación para iOS y Android PlayMemories, te permitirá conectarla al móvil y aumentar funciones y posibilidades. También cuenta con NFC.

Precio y disponibilidad

La RX10 saldrá en noviembre en Europa y EE.UU. y costará 1.200 euros / 1.300 dólares. La cámara es impresionante, pero también cara. ¿Para quién está pensada? La gente que quiera la calidad de una cámara de objetivos intercambiables, pero que realmente no los utilice o odie la menor portabilidad, tienen en la RX10 una gran opción. Aún así, 1.200 € / 1.300 $ es una inversión para pensarse muy bien qué tipo de cámara quieres realmente.