A veces parece que comprar un portátil asequible supone tener que resignarse a tratar con un equipo gordo y feo confeccionado en plástico. Sony acaba de lanzar dos laptop de gama media que rompen esa maldición y exhiben un diseño realmente bonito y con buenos materiales.

Las tripas de los VAIO Fit no son particularmente fascinantes, pero al menos son sólidas. Las pantallas son de 14, 15 y 15,5 pulgadas con resolución 1366 x 768, 1600 x 900 o Full HD. Procesadores Intel Core de tercera generación con gráfica Intel HD integrada, 4GB de memoria RAM, discos duros de 1TB y unidades ópticas Blu-Ray (sólo lleva DVD el más barato) completan las características medias de la gama.

Por fuera, carcasas de aluminio en blanco, negro y rosa enmarcan los puertos habituales. La gama VAIO Fit parte de los 550 dólares del modelo más asequible hasta los 580 de su inmediato superior. Todos llevan Windows 8 Pro de 64Bit, y por eso hay versiones táctiles de toda la gama por 650 y 700 dólares [Sony Japón].