Cuando un fabricante añade un apelativo como Compact a un teléfono, la mayor parte de las veces no solo significa que va a ser más pequeño, sino que sus prestaciones van a ser muy decepcionantes en comparación con las de su hermano mayor. No es este el caso del Sony Xperia Z1 Compact, un smartphone que, en muchos aspectos, incluso mejora el terminal del que toma su nombre.

¿Qué es?

Es una versión compacta del Zony Xperia Z1, con el que comparte prácticamente todas las características técnicas, incluida su resistencia al agua o su espectacular cámara de 20,7 megapíxeles. Es, en definitiva, lo mismo, pero más pequeño.

¿Por qué es importante?

Porque no hace concesiones derivadas del tamaño, y no asume que el consumidor que busca un smartphone más pequeño también lo quiere más mediocre. El Xperia Z1 Compact es un terminal con las prestaciones de un gama alta, pero cambiando la pantalla ridículamente grande por una de un tamaño más asumible.

Advertisement

El Z1 Compact cubre un hueco de mercado importante: el de los consumidores que quieren un smartphone potente y de calidad, pero echan de menos una pantalla de tamaño comedido como la que tenían en su último móvil.

Diseño

Guste o no guste, Sony ha dado con un diseño con el que se siente cómoda, y lo está manteniendo en toda su gama. El Z1 Compact hereda este aspecto. Es un terminal recto, tanto en ambas caras, como en los laterales. Las únicas curvas son las que rematan las esquinas y el biselado de los bordes. La parte posterior es muy llamativa, sobre todo en color, aunque también es un imán para huellas y rozaduras.

Pese a su tamaño (127 x 64,9 x 9,5 mm), el Z1 no es especialmente ligero (137 gramos). Eso y sus acabados metálicos transmiten una sensación de solidez. No es uno de esos teléfonos que parece que se nos vaya a romper a la primera caída.

Desde el punto de vista de la ergonomía, el Z1 Compact se maneja perfectamente con una mano. Los bordes redondeados y los materiales lo hacen muy cómodo. El grosor es un poco mayor del habitual debido a la construcción a prueba de agua, pero no es algo que moleste en ningún momento. La única pega de diseño que le encontramos es un fallo común a toda la gama Xperia: hay demasiado margen alrededor de la pantalla. Podía haberse recortado un poco más.

La distribución de botones y puertos sigue siendo la misma que en sus hermanos mayores. El lateral derecho acapara todos los botones (encendido, volumen y cámara), y el izquierdo todos los puertos, incluido el puerto de carga para las bases de la familia Xperia. El menor tamaño del terminal hacen que todo esté un poco apretado en poco espacio, pero Sony no ha querido introducir cambios respecto al resto de la familia.

Hardware

Comencemos por la pantalla. Aunque con mucha menos resolución que la del Xperia Z1, resulta que esta pantalla se ve mucho mejor. Incluso con menor densidad de pixel, el Z1 Compact exhibe una nitidez muy satisfactoria. Agudeza de la imagen aparte, la tecnología de panel Triluminos y el motor de imagen Bravia hacen que los colores sean mucho más vibrantes que lo que recordamos en el Z1. La luminosidad también es excelente, con buenos ángulos de visualización, incluso a pleno sol.

Advertisement

La autonomía es otro extremo que sorprende. El Z1 Compact reduce la batería del Z1 original de 3.000 a 2.300 mAh. Nos temíamos lo peor. Sin embargo, la reducción de pantalla y la versión Kit-Kat de Android, más eficaz en gestionar el consumo, se traducen en casi siete horas seguidas utilizando el terminal como si no hubiera un mañana. Con un uso normal, la batería es perfectamente capaz de aguantar algo más de un día. No es un récord, pero cumple con creces los mínimos del estilo de vida actual.

Software

Aunque sale de fábrica con Android 4.3 (Jelly Bean), el Z1 Compact se puede actualizar a la versión 4.4 (KitKat). El parche soluciona un buen puñado de problemas, simplifica la interfaz y mejora bastantes aspectos de funcionamiento como la gestión de la batería.

Sony dota al terminal de la misma interfaz gráfica que el resto de la gama. No es que su estilo sea un prodigio de diseño, pero al menos no es una interfaz invasiva. Las aplicaciones de música, vídeo o redes sociales pueden utilizarse, o no. En el tiempo que hemos pasado con el terminal, nuestra personalización no ha tardado en hacer que la interfz fuera parecida a la básica de Android. El Xperia Z1 Compact tiene también algunos detalles divertidos, como la posibilidad de aplicar efectos realmente llamativos a la cámara.

Cámara

Sin duda, la mayor joya de este teléfono. Sony ha decidido mantener la cámara del Xperia Z1, que ya era excelente. Estamos ante un sensor Sony Exmor RS de 1/2,3 pulgadas y 20,7 megapíxeles. Sobre el sensor encontramos una de las lentes G de Sony, concretamente una gran angular equivalente a 27 milímetros con estabilización de imagen y apertura f/2.0. A nivel de hardware, la cámara es exactamente la misma que la del Xperia Z1 y, sin embargo, toma fotos mejores. ¿Cómo es posible?

Advertisement

La respuesta es el firmware y la propia aplicación de cámara de Sony. En el Z1 original, la cámara era espectacular, pero estaba lastrada por un código escrito con prisas que destrozaba las fotos bajo algunas condiciones. El color, y el balance de blancos, por ejemplo no estaban bien graduados, y había numerosos retardos en el enfoque o en registrar la imagen.

Sony ha corregido todos estos errores en el Z1 Compact, y el resultado es una cámara muy respetable que destaca por su capacidad para obtener fotos nítidas y equilibradas a distancias muy cortas, o con el zoom a tope. El color ha mejorado, y tan solo se aprecia algún pequeño fallo en la previsualización antes de tomar la foto, o retardos ocasionales de la aplicación.

También se aprecia algo de ruido en las tomas con menos luz. Pero nada, en definitiva, que ensombrezca demasiado la experiencia de apuntar, disparar y disfrutar de unas imágenes que aguantan el tipo en la pantalla del móvil y en el ordenador, después de haberlas descargado.

Foto estándar

Pese al día nublado, el Z1 se porta bien. Hemos reducido el tamaño de la foto para poder publicarla, pero a continuación tenéis un fragmento de la misma en su tamaño original

Zoom

La misma escena desde la misma posición, pero con dos ejemplos del zoom a tope. La falta de luz y el pulso ya hace que aparezca ruido en las zonas oscuras y que la imagen no sea todo lo nítida que nos gustaría, pero para ser una cámara de móvil, no está nada mal.

Macro

Uno de los aspectos que más nos ha gustado de la cámara de la Z1 Compact es su habilidad para enfocar con el objetivo prácticamente pagado a la cámara. En el primer ejemplo, el móvil estaba posado, literalmente, sobre la cesta. En el segundo estaba a escasos centímetros del gato, y el gato no estaba colaborando manteniéndose quieto precisamente.

Baja luminosidad

Una foto realmente difícil. Sin flash, con una luz ambiental amarilla y muy baja, y con un motivo oscuro. La primera imagen es la del Z1 Compact. Le sigue la misma foto tomada con un iPhone.

Parece que la cámara del Xperia Z1 es capaz de captar más luz en su sensor. El desenfoque de la imagen es más una cuestión de mal pulso nuestro que de fallo en la cámara. Lo que si llama la atención después de esta serie es que el Xperia Z1 Compact parece sacar las fotos con los colores un poco más fríos y desaturados. En realidad es al revés, es la cámara del iPhone la que realza los colores mediante software para hacer las fotos más vistosas. El color real es más parecido a lo que capta el sensor de la Sony.

Advertisement

No ocurre lo mismo con el contraste. La cámara del Z1 Compact peca un poco de demasiado tímida a la hora de equilibrar el contraste a su favor. Con todo, son pequeños defectos que se pueden ajustar mediante edición, y que no empañan una cámara que, a excepción de la del iPhone 5s, reina a sus anchas en el mercado de entre 4 y 5 pulgadas.

Nos gusta

Al mantener el procesador y la memoria con una pantalla más pequeña, el Z1 Compact vuela. La fluidez de los menús y el rendimiento general del teléfono son envidiables. La cámara, por otra parte, es probablemente de las mejores que hay ahora mismo en el mercado con el permiso de las Nokia Pureview.

No nos gusta

Si Sony hubiera apostado todo y hubiera mantenido la pantalla Full HD, el Sony Xperia Z Compact sería casi perfecto. La bajada de resolución es una pequeña decepción, pero ni siquiera es muy significativa. Lo que menos nos gusta del Z1 Compact es su grosor, inevitable pero un poquito excesivo, y el precio. Es lo que pasa cuando no reduces ni una sola característica.

¿Merece la pena comprarlo?

Definitivamente sí. Incluso aunque estés buscando un Android de gama alta y gran diagonal deberías considerar este pequeño gran smartphone como opción. Por otro lado, si estás harto de teléfonos gigantescos y no quieres comprar un iPhone, el Sony Xperia Z1 Compact es lo que estabas buscando. Es muy potente, la cámara está realmente bien, y hasta es resistente al agua. Es un terminal que te durará mucho tiempo, y no te molestará en el bolsillo.

Especificaciones

  • Sistema operativo: Android 4.3 (Jelly Bean) actualizable a 4.4 (KitKat) con Sony Xperia UI
  • CPU: procesador Qualcomm Snapdragon 800 de cuatro núcleos a 2.2 GHz
  • Pantalla: IPS LCD de 4,3 pulgadas con resolución 720 x 1280 (342 ppp)
  • RAM: 2GB
  • Almacenamiento: 16GB + Micro SD hasta 64GB
  • Cámara: 20,7 megapíxeles / 2Megapíxeles 1080p 30fps
  • Batería: 2300 mAh
  • Tamaño: 127 x 64,9 x 9,5 mm
  • Peso: 137 gramos
  • Precio: 539 dólares / euros libre (ya se puede encontrar por algo menos online)

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)