El hecho de que Elon Musk ya esté hablando de sus planes para colonizar Marte no quiere decir que él o su compañía hayan dejado de lado la investigación relacionada a la explosión del cohete Falcon 9 que llevaría a órbita el primer satélite de Facebook. La realidad es que SpaceX está investigando que la causa de la explosión podría haber sido un sabotaje intencionado.

Fuentes relacionadas a la compañía se han acercado al Washington Post para informarles que SpaceX no descarta que la explosión sea más que un fallo técnico, considerando la posibilidad de que se deba a un sabotaje.

Advertisement

Advertisement

Los informantes (que evidentemente decidieron mantenerse en el anonimato) aseguran que empleados de SpaceX solicitaron acceso a las instalaciones de la compañía United Launch Alliance (ULA), rivales en el mercado de SpaceX, en Cabo Cañaveral. Esto se debe a que habrían visto algo sospechoso mientras revisaban los diferentes vídeos que capturaron el momento de la explosión.

Lo que habrían visto sería una sombra “extraña” y un punto blanco en el tejado del edificio de ULA, el cual se ubica a poco más de 1.5 kilómetros del sitio de lanzamiento del Falcon 9 que explotó, llevándose consigo un satélite de 95 millones de dólares propiedad de Facebook.

ULA habría impedido el acceso a las instalaciones por parte de SpaceX pero oficiales del ejército norteamericano sí realizaron un análisis del sitio y no encontraron nada sospechoso. Evidentemente la teoría de la que podrían estar hablando en Spacex tendría que ver con un francotirador.

Sponsored

Hasta ahora SpaceX confirmó que lo que ocasionó la explosión fue una becha en el sistema de helio del sistema de oxígeno líquido que lleva el cohete. No obstante, la gran pregunta es qué ocasionó esa brecha. Incluso Elon Musk poco tiempo después de los acontecimientos mencionó que segundos antes de la explosión se escuchó un “bang suave” que no logran entender qué es.

El caso se torna cada vez más extraño, pero el mismo Musk llegó a comentar que SpaceX ya analizó las posibilidades más probables de lo que ocasionó la explosión. Lo que queda ahora es investigar las menos probables, que todavía no han descartado, lo cual es comprensible después de perder varios cientos millones de dólares en pocos segundos. [vía The Washington Post]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.