Hay un largo camino hasta llegar a una nueva industria de cohetes reutilizables, y SpaceX va por delante. En lo que llevamos de año, la compañía aeroespacial de Elon Musk ha completado 12 lanzamientos con sus correspondientes aterrizajes en tierra y mar, y hoy rinde homenaje a los cohetes que perdió por el camino.

El propio Musk ha publicado en Twitter un montaje de dos minutos que repasa las pruebas tempranas y los sucesivos errores de cálculo que llevaron al Falcon 9 a sufrir todas esas vistosas explosiones en el océano antes de aterrizar por primera vez con éxito.

Advertisement

Explosiones o, como las llama oficialmente SpaceX, “unos cuantos RUD” (Rapid Unscheduled Disassemblies, “desmontajes rápidos no programados”).

Desde luego, el video lleva la firma de Elon Musk (él dice que hizo la mayor parte del montaje). Los subtítulos explican con mucho sentido del humor las razones de cada aterrizaje fallido (“técnicamente aterrizó, pero no de una pieza”) y nos recuerdan la motivación detrás de toda esta parafernalia: cuando el cohete sea completamente reutilizable (no solo su primera etapa), el coste de los lanzamientos espaciales caerá en un factor de 100.

Advertisement

Por cierto, la marcha que suena en el video es Liberty Bell, de John Philip Sousa; más conocida como “la canción de los Monty Python”.

[SpaceX vía Elon Musk]