SpaceX acaba de lograr otro hito al completar un viaje de ida y vuelta a órbita de una nave espacial reutilizada. Es la primera vez que una compañía privada ha logrado esta hazaña, y supone un gran paso hacia ese futuro del que tanto habla Elon Musk en el que cada vez más personas viajen al espacio.

Hasta ahora solo naves de agencias espaciales gubernamentales habían logrado ir y venir al espacio en más de una ocasión, tales como los transbordadores de la NASA o las naves Soyuz de la agencia espacial rusa. La nave Dragon que el día de hoy ha regresado a la Tierra después de un mes acoplada a la Estación Espacial Internacional (ISS) ya había llevado a cabo otro viaje en septiembre de 2014. En su regreso a Tierra activó tres veces sus propulsores para entrar a la atmósfera y, después de su descenso, caer al océano Pacífico tras activar sus paracaídas.

SpaceX ya se había hecho famosa en todo el mundo por reutilizar la primera fase de sus cohetes Falcon 9, programándolos para regresar después de dejar su carga en órbita y realizar un aterrizaje vertical. A estas alturas, tras una decena de misiones y aterrizajes exitosas, esto se ha convertido en el estándar para la compañía. No obstante, los cohetes no son lo único que SpaceX piensa reutilizar.

Al aprovechar cada nave Dragon para varios viajes los precios de las misiones continuarán bajando y, por tanto, estará cada vez más cerca el sueño y la ambición de Musk de llevar cada vez más personas al espacio e ir cada vez más lejos. La próxima meta de SpaceX es reutilizar sus cohetes y naves espaciales vez más rápido, sin tener que esperar meses o años para volver a ponerlos en órbita. [vía SpaceX / TechCrunch]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.